Policías remiten al señor de la fruta por echarle chilito del que pica en su jícama

Uncategorized
Comparte la nota en Facebook

‎Policías remiten al señor de la fruta por echarle chilito del que pica en su jícama.

El abuso de autoridad cada día es más notorio en la capital del país y en el Estado de México donde cientos de policías abusan de su poder a la gente más vulnerable para aprovecharse de su situación.

Un video que circula por las redes sociales muestra el momento exacto donde unos policías de Naucalpan Estado de México tratan de detener a un señor que busca llevarse el dinero honradamente a su casa vendiendo fruta en Echegaray Naucalpan Estado de México.

Unos jóvenes que compraban fruta fueron testigos del abuso de poder de varios policías qué intentaban remitir al señor de la fruta. A pesar que los curiosos buscaban defender al vendedor las cosas se salieron de control casi llegando a los golpes.

Una mujer que era la que grababa aseguraba que era injusto e inecesario tomar acciones en contra de la gente trabajadora y deberían buscar a los verdaderos delincuentes qué roban día con día en el Estado de México.

Medios de comunicación local acudieron a la zona de Echegaray a entrevistar algunos vecinos y todos coincidieron con que la delincuencia aumentado considerablemente en los últimos meses, poniendo en riesgo la armonía de las familias de Echegaray.

Con respecto al señor que vende fruta comentan que ya lleva varios años vendiendo en esa zona, que se ve que es una persona honrada, honesta y que solo busca llevar la papa todos los días a su casa de una forma honrada, cosa que no hacen los policías.

Esperan que con el video difundido tomen cartas en el asunto el Secretario de seguridad pública de Naucalpan, y ponga a trabajar a los policías en el verdadero problema por el que está pasando este municipio.

Foto tomada de internet créditos a quien corresponda.

 

Comparte la nota en Facebook

1 comentario sobre «Policías remiten al señor de la fruta por echarle chilito del que pica en su jícama»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *