0

Se tomó una selfie y un ente maligno se le apareció

Comparte la nota en Facebook

Las selfies o fotografías que en la actualidad miles de personas se toman a diario con sus equipos celulares para después compartir en las redes sociales se han vuelto cosas cotidianas.

Aunque en ocasiones tomarse una selfie se ha vuelto peligroso en algunas ocasiones cuando desean que sean espectaculares.

La historia se ha viralizado en las redes sociales por lo terrorífico qué le sucedió a una adolescente de 23 años que tomaba una selfie en su habitación.

Allison que acostumbra va a tomarse fotos todos los días para compartir en sus redes sociales y conseguir bastantes likes le pasó algo escalofriante.

El reloj marcaba las 12 de la noche cuando Alison estaba en su cuarto preparando su última selfie antes de dormir pero no sabía que un aspecto satánico del mal le cambiaría la vida para siempre.

Estaba poniéndome mi pijama y justo cuando saqué el celular me dio un escalofrío que no podía describir y sentía un pánico a lo desconocido.

No me importó y tomé mi selfie para después editarla en un programa que tengo instalado en mi celular.

El fondo de mi cuarto se veía una extraña sombra la cual trate de quitar con un filtro pero me di cuenta que era algo más.

Al otro día es que es enseñar las fotos a mis amigos pero por alguna extraña razón esa sombra que había desaparecido ya no se encontraba ninguna foto por lo que me sacó mucho de onda.

llegué a mi casa y me metí a mi cuarto No me daba hambre sentía que algo algo malo me estaba pasando dentro de mi cuerpo y lo peor estaba por suceder esa misma noche.

Eran las 12 de la noche cuando especial escuchar murmullos que me decía ven,ven me siento sola la voz de una niña desconsolada martillaba mi cabeza.

Primero pensé que era el cansancio en mi jornada pero cuando cerré los ojos esa voz la escuchaba más cerca no me dejaba dormir me ponía de malas así que me levanté y decidí bajar a mí sótano porque según ella estaba ahí atrapada y necesitaba de mi ayuda.

Bajar hace escaleras y una misterios se fue la luz,sólo se veía el reflejo de la luna que entraba por una pequeña ventana que estaba en el sótano.

El rechinido de las escaleras se escucha como si yo estuviera bajando con alguien más por lo que me aterre y quería regresar pero ya no podía.

Al fondo una niña que suspendía sus pies del suelo giro la cabeza a 360 grados y me dijo no me dejes sola porque si lo haces te vas a morir.

Me acerque más a ella hasta que la tuve enfrente sentí como se metió a mi cuerpo a mi alma y ese día cometí el peor de los delitos.

Salí del sótano con un odio que no dejaba que mi mente estuviera en paz así que tomé un cuchillo y me metí al cuarto de mis padres los cuales estaban descansando.

Yo sabía que lo que iba a hacer no era bueno pero también necesitaba el alma de dos personas para así deshacerme de este maldito ente terrorífico.

Sin pensarlo le enterré el cuchillo a mi padre en la yugular y mi madre asustada se despertó preguntándome qué es lo que pasaba hermana menor que se encontraba en su cuarto alcanzó escuchar todo lo que yo estaba haciendo por lo que alertó a la policía.

Me acerqué a mi madre Y le dije no pasa nada la abracé y le enterré el cuchillo en varias ocasiones.

Después de ver todo lo que había cometido no podía seguir viviendo Así que subí a mi cuarto abrí la ventana y me arrojé desafortunadamente no logré quitarme la vida simplemente lastimarme.

Ahora vivo en este maldito manicomio en el cual no me permiten convivir con nadie y yo necesito otra vida para alimentar esta alma en pena que está en mi cuerpo.

Se comenta que Alison lleva 4 años en el manicomio y no avanza los doctores no encuentran daño en su cerebro por lo que casi aseguran que esto es cosa de algún demonio del cual no se pueden deshacer.

Los padres acudieron hora sales exorcismos desafortunadamente los pocos días perdieron la vida.

Alison se encuentra aislada de toda sociedad únicamente le dan comida y medicamentos por una ventanita que tiene su puerta.

Esta historia está basada en hechos reales.

Foto tomada de internet créditos a quien corresponda.

Con información de El fotografo

Comparte la nota en Facebook

el fotografo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *